Páginas vistas en total

Translate

sábado, 11 de octubre de 2014

La atencion al pùblico


   
   Entre la idas y venidas de la vida , a muchos nos a tocado trabajar con publico. aveces resulta divertido interactuar con la gente, hablar nos hace pasar un rato ameno.Pero otras veces puede ser un trabajo arduo y agotador entre ellos se encuentra el supermercado, el ejemplo mas claro es el de la cajera, hora pico cajas llenas, y viene la típica señora con su carro lleno de cosas de las cuales cincuenta de esas cosas son para preguntarte el precio. estás quince minutos pasándole los artículos diciéndole precio por precio y solo lleva dos. También tenemos al que llega a tu caja pasa todo lo que va a llevar y se da cuenta que le falto algo, te dice ya vengo me olvide una cosa y ahí se te van otros quince minutos màs, la gente se impacienta siempre argumentando que la inútil sos vos, otro de los casos es el que llega con un producto lo cobras y le decís: son $51  
-No en la góndola dice $49.
Vos te tenes que parar, ir hasta la góndola verificar que tenga razón (muchas veces la tienen otras no) cuando te das cuenta que es así volves a la caja y le cobras lo que decía $49 ¡¡¡¡Por dos pesos!!! me hizo ir hasta ahí, te dan ganas de hacerle una colecta a la pobre señora que por dos pesos casi infarta.
  También están los que llegan a la caja con un montón de cosas y te las dividen en partes: esto te lo pago con plata, esto otro con tarjeta y lo que falta te lo pago con tickets, no terminas mas de cobrarle y todavía tenes a la encargada mirándote de costado viendo que tengas buena cara.
    Otro de los casos típicos es el de las vendedoras, llegan a comprarse ropa y te preguntan el precio de dos mil cosas, toman las prendas y se las prueban vos estas dos horas esperando que se decida y encima te pregunta como le queda y aunque le quede espantoso y parezca una morcilla, que le vas a decir obviamente que le queda divino, si una lo que quiere es vender si le decís te queda  espantoso pareces una ballena enlatada, no lo va a llevar y perdes una venta. Después de ver a la señorita/ra cambiarse una y otra vez, ella te dice gracias voy a seguir vichando y se termina comprando en cualquier otro lugar y ahí quedas vos con todo revuelto y la rabia de haber perdido el tiempo.
  Pero como dicen en todos lados:El cliente siempre tiene la razón, así que con ese eslogan hay que prestar atención porque si dicen que somos idiotas,inútiles o algo peor lo mas probable es que tengan razón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Este espacio es para comentar e interactuar siempre con respeto, respetando las opiniones y sin agreciones entre lectores.Desde ya muchas gracias y disfruten del blogg